Las personas son la base de la innovación

La importancia de las personas en la innovación

Las organizaciones y las empresas están preocupadas porque no saben cómo conseguir desarrollar de manera sostenible la innovación en sus empresas.

Se ven con capacidad de trabajar y tener la idea innovadora que necesita su empresa, trabajarla, testearla y desarrollarla para que se adapte al mercado, pero les da miedo la implantación en su organización y sobre todo, su sostenibilidad en el medio plazo.

 

Vamos a empezar por lo más sencillo y recordar que hay que trabajar en tres niveles con las personas de nuestra organización para desencadenar el cambio:

 

Pensamiento (dimensión cognitiva)

 

Tienen que conocer el proyecto: el qué se va a hacer, el porqué se ha tomado esa decisión, el cómo se llevará a cabo, el quién lo hará y cómo afectará al resto y sin olvidar el para qué, cuál es el objetivo último que se está buscando.

 

Tienen que entender la importancia del proyecto de innovación que se va a llevar a cabo (ese para qué del que acabo de hablar) y tener clara la meta que se va a conseguir.

 

Sentimientos (dimensión actitudinal)

 

Tienen que tener confianza en la organización y en las personas que les rodean en el día a día. La confianza hay que trabajarla y mantenerla en el tiempo y eso exige, muchas veces, cambiar nuestra forma de hacer en la empresa.

 

Y además las personas, tienen que tener motivación para realizar ese cambio, por lo que tenemos que pensar en cómo crear esa motivación y mantenerla.

 

Acción (dimensión operacional)

 

Tienen que tener capacidad de hacer, pues lo peor que puede ocurrir en una organización, es una persona con ganas a la que no se le permite avanzar.

 

Y no tenemos que olvidar que las personas, tienen que aprender haciendo, de manera que se admita el error en la organización y se disfrute del proceso.

 

Las personas son clave para que la innovación sea sostenible

 

De cajón ¿verdad? Pues no os podéis hacer a la idea de que pocas veces se dan los tres niveles a la vez en empresas y organizaciones.

 

Para que algo cambie, alguien tiene que empezar a actuar de forma diferente y sólo lo hará si siente la necesidad del cambio.

 

Así que tenemos que conseguir ese grupo que comience a cambiar y aprovechar la fuerza de ese grupo para ir modificando el entorno en nuestras empresas y organizaciones.

 

Seguiremos trabajando estos temas para conseguir que las cosas ocurran, porque la innovación sin personas, son fuegos artificiales. Yeah!