Entrenando emprendedores: la idea puede cambiar, pero la persona permanece

Entrenando emprendedores: la idea puede cambiar, pero la persona permanece

Hay personas en las que emprender forma para de su ADN. Es el caso de Mª Pilar a la que siempre le había gustado hacer algo y, además, en su casa siempre había habido negocio. Por eso no sorprende que en 2007 mientras se estaba construyendo una casa unifamiliar en Zaragoza, la gracia de los albañiles que le decían que tenía que hacer habitaciones para la EXPO 2008 se convirtiera en una realidad Estancias del Ebro. Dicho y hecho, habló con el arquitecto, cambió los planos y se metió en el negocio.

Reconoce que es un camino duro y arriesgado, pero que siente como suyo. Que en el camino ha encontrado gente que la ha apoyado y que le ha abierto puertas… y que además conoces gente, los clientes se hacen amigos y es interesante. Ha montado el negocio para huir de la inestabilidad.

Como muy bien indica “aunque debemos, saldremos”. Ese es el espíritu de los verdaderos emprendedores.

Está claro que ser emprendedor es un trabajo muy duro que no todo el mundo puede soportar, por eso hay que analizar en primer lugar si tenemos carácter emprendedor.

La idea puede cambiar, la persona permanece

Hay que asumir que nos vamos a encontrar con multitud de problemas y que vamos a hacerles frente para superarlo.

Y si, como Mª Pilar, nos lanzamos en un sector en el que no tenemos experiencia, hay que buscar asesoramiento. Ella acudió a la Cámara de Comercio, estuvo con SECOT y fué al Instituto Aragonés de Fomento, organismos con servicio de asesoramiento a emprendedores.

Dinero ahora no hay pero posibilidad de asesoramiento a emprendedores sí, pues vamos a aprovechar y pedir asesoramiento… En Aragón podéis consultar en la web de Aragón Emprendedor

Pero lo importante es que tengamos claro si tenemos carácter emprendedor, la idea es lo menos importante

Y tú ¿tienes carácter emprendedor?

Podéis escuchar la historia de María Pilar y mis consejos en #Canalemprendedor