Entrenando emprendedores: si no arriesgas, no ganas.

Entrenando emprendedores: si no arriesgas, no ganas.

Hay emprendedores vocacionales y Mar Requelme es uno de ellos. En 2012 creó el Centro de Día Flor de Mar  para dar continuidad a la etapa escolar de las personas con discapacidad afianzando, reforzando y adquiriendo nuevas habilidades que les permitan adquirir más autonomía en su día a día.

Dedicada desde siempre a este colectivo, cuando se quedó sin trabajo, estuvo escuchando a las madres que decían que faltaba un lugar dónde estuvieran los jóvenes y pensó que podía cubrir esa necesidad.

Escuchar al mercado es la mejor manera de diseñar un producto o servicio con mayor garantía de éxito. Escuchar, no preguntar, porque cuando preguntamos, las respuestas no tienen el mismo nivel de sinceridad.

Centro de Día Flor de Mar

Centro de Día Flor de Mar

Hacer lo que uno quiere es el mejor pago a emprender, porque el peaje sigue siendo alto robando tiempo a familia y a amigos para dedicarlo a la empresa. Llega un momento que hay que decidirse y lanzarse

Si no arriesgas, no ganas

Los emprendedores tenemos que conseguir disfrutar del camino y saber que siempre va a aparecer competencia, por lo que tenemos que estar siempre innovando, siempre pensando en hacer cosas diferentes que nos distingan del resto de nuestros competidores.

Y tú ¿estás dispuesto a arriesgar?

Podéis escuchar la historia de Mar y mis consejos en #Canalemprendedor